Según algunos diplomáticos la Unión Europea estaría estudiando endurecer las medidas de sanción contra Siria. En estos términos estaría dispuesta a vetar las importaciones de crido del país así como los negocios con grandes empresas.

La medida seguiría a un incremento significativo de la presión contra Assad por parte de la UE y Estados Unidos, en respuesta a la continua violencia contra manifestantes opositores al Gobierno que rechazan las cuatro décadas de administración en manos de la familia Assad, según informa en us página Invertia.