El negocio de la televisión de pago superará en España al de la televisión en abierto, financiada con publicidad, en el año 2009, con el impulso de las conexiones a Internet. Según las estimaciones de PricewaterhouseCoopers, que elabora un informe anual sobre el sector. Los ingresos de la televisión de pago, que alcanzaron 4.078 millones de euros en 2006, crecerán a un ritmo anual del 19,5% hasta 2011, frente al incremento medio anual del 6,7% de la televisión tradicional.