La tasa de paro en la OCDE aumentó hasta el 6,9 por ciento de la población activa en enero, una décima más que en diciembre, y España una vez más fue, con diferencia, el país con la cifra más elevada, el 14,8 por ciento. En enero los países que proporcionalmente más vieron incrementada su proporción de desempleados fueron Canadá (seis décimas hasta el 7,2%), España (cinco décimas al 14,8%), Irlanda (cinco décimas al 8,8%) y Estados Unidos (cuatro décimas al 7,6%), según las estadísticas presentadas hoy por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).