La tasa de paro juvenil --menores de 25 años-- en España se disparó en el mes de agosto hasta el 39,2%, más de 13 puntos porcentuales más que hace un año, y prácticamente el doble de la media de la UE-27 (19,8%), según datos Eurostat recogidos por el Instituto de Estudios Económicos (IEE).