La tasa de paro en España cerrará 2009 con una nueva escalada hasta alcanzar el 18,5% de la población, lo que elevará el número de parados hasta los 4,23 millones de personas, según las previsiones de Analistas Financieros Internacionales (Afi) y la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (Agett) sobre los resultados que podría arrojar la Encuesta de Población Activa (EPA) del próximo 29 de enero. Según las estimaciones de Afi-Agettm, la EPA del último trimestre del pasado año constatará la destrucción de unos 151.000 empleos, lo que significará una reducción del 5,7% respecto al mismo periodo de 2008, con lo que retrocederá el total de ocupados a niveles de mediados de 2005, con 18,72 millones.