La economía estadounidense creó 18.00 nuevos empleos en diciembre frente a los 70.000 que esperaba el mercado, según acaba de comunicar el Departamento de Trabajo estadounidense, por lo tanto, dato mucho peor de lo esperado. La tasa de paro, por su parte, llegó hasta el 5% cuando el mercado esperaba que subiera una décima al 4,8%. Además, la cifra de creación de empleo del mes anterior fue revisada hasta 115.000 desde los 94.000 preliminares.