El proveedor sueco de componentes para automóviles Autoliv Inc (ALV) eliminó otros 3.000 empleos en los dos primeros meses de 2009, en un intento de equiparar los costes a los descensos mundiales de las ventas de automóviles. El mayor fabricante de cinturones de seguridad y airbags del mundo señaló que ha recortado su plantilla en unos 9.000 empleados, el 20% de la misma, desde junio, incluidos los recortes de este año. A finales de febrero, General Motors Corp (GM) y Chrysler LLC debían a Autoliv unos 20 millones de dólares cada uno. Los fabricantes de automóviles de Detroit han reducido los pagos a sus proveedores mientras intentan financiar sus operaciones.