La desconfianza reina en la primera bolsa del mundo. El día en el que Alcoa dará el pistoletazo de salida a la temporada de resultados empresariales –al cierre del mercado- los inversores atienden a las palabras del FMI en relación al ámbito financiero. Según el organismo, los activos tóxicos de bancos y aseguradoras podrían alcanzar los 4 billones de dólares, casi el doble de su anterior estimación. Al toque de campana se imponen las ventas y el Dow Jones cede un 1,86% hasta los 7.827 puntos y  el Nasdaq recorta un 1,90% hasta los 1.576 puntos.
Llega la hora de la verdad y los inversores no las tienen todas consigo. Al cierre del mercado Alcoa presentará sus resultados del primer trimestre y parece que el mercado descuenta recortes en los beneficios de las compañías. Por si fuera poco, el Fondo Monetario Internacional echa más leña al fuego de la desconfianza, según su última estimación los activos tóxicos de bancos y aseguradoras norteamericanas podrían alcanzar los 4 billones de dólares frente a los 2,2 billones que había previsto anteriormente. 

Un día más y como no puede ser de otra manera, el ámbito financiero está en el punto de mira y hoy se viste de rojo al completo, Citigroup cede un 3,68% a 2,63 dólares, JP Morgan se deja un 2,41% hasta 27,49 dólares, Morgan Stanley pierde un 2,66% a 22,77 dólares, Bank of America recorta un 2,14% hasta 7,32 dólares, Goldman Sachs retrocede un 2,10% a 114,19 dólares y Wells Fargo resta en la apertura un 3,54% a 14,71 dólares. Las previsiones del FMI se unen al dardo envenenado que ayer lanzaba el gurú de las finanzas George Soros: la economía estadounidense está inmersa en una "desaceleración duradera" y no se recuperará este año, mientras que el "sistema financiero como un todo es básicamente insolvente”. Por cierto que el déficit fiscal de Estados Unidos probablemente llegue a los 953.000 millones de dólares en el primer semestre del año fiscal 2009 según la Oficina de Presupuesto del Congreso. 

Bancos y automovilísticas son dos sectores que casi a diario están en primera fila en la renta variable norteamericana. General Motors vuelve a salir a la palestra unida a la palabra “bancarrota”, ha acelerado sus preparativos para una posible bancarrota según Bloomberg. La empresa automotriz estaría preparando una llamada "venta 363", que se refiere a una sección del Capítulo 11 de la ley de bancarrotas. Según esa sección, GM crearía una compañía nueva con sus activos y marcas. La firma, sin embargo, continúa concentrándose en medidas para reducir aún más los costos. Sin embargo, el nuevo presidente de la compañía, Fritz Henderson, volvió a repetir que la compañía sigue trabajando para evitar la quiebra. Los títulos de GM comienzan la sesión con un recorte del 2,64% hasta los 2,21 dólares mientras Ford se dejan un 3,45% hasta los 3,64 dólares. Daimler por su parte retrocede un 5,81% a 29,17 dólares. 

Gráfico Dow Jones




Por cierto que en el ámbito ligado al motor, el director general y presidente ejecutivo de Harley-Davidson James L. Ziemer dimite de su cargo, un hecho enmarcado en el proceso de reestructuración al que se enfrenta el fabricante de motos para no sucumbir a la crisis y es que la compañía ha eliminado ya empleos, recortado costos y dividendos. Sus títulos se dejan un 2,87% hasta los 16,61 dólares. 

Dentro del Nasdaq continúa el protagonismo para Sun Microsystems que hoy comienzan la sesión con un recorte del 7,01% a 6,10 dólares después de considerar que la oferta presentada por IBM para su adquisición, no es suficiente. Parece que el presidente ejecutivo de Sun, Jonathan Schwartz es ahora quien sufre la presión para reflotar las acciones de la compañía si finalmente no se llega un acuerdo con IBM. La rumorología acecha ya a Sun que podría estar buscando otro pretendiente para fortalecer su posición, se especula con que podría vender partes de sí mismo para intentar atraer a alguna otra compañía. IMB por su parte retrocede un 2,14% hasta los 99,39 dólares. 

Y al cierre del mercado será Alcoa la protagonista, el gigante del aluminio hará públicas sus cuentas y con ellas se da el pistoletazo de salida a unas cuentas empresariales que el mercado espera se vean recortadas por la crisis. En el caso concreto de Alcoa, el consenso espera que perderá 57 centavos por acción frente a los 44 centavos que ganó en el mismo periodo del año anterior. Al toque de campana sus títulos pierden un 3,54% a 7,63 dólares.

Mientras tanto, el crudo sigue la tónica bajista del mercado y recorta posiciones. El precio del oro negro vuelve a sufrir fuertes caídas hasta situarse en torno a los 50 dólares el barril de West Texas y las petroleras cotizadas se visten de rojo, Exxon Mobile se deja un 2,34 hasta los 68,41 dólares, Chevron pierde un 2,05% a 68,48 dólares, Marathon Oil cede un 1,69% hasta 27,98 dólares y Anadarko recorta un 3,28% a 41,01 dólares.