La afiliación media de trabajadores extranjeros se situó en septiembre en 1.908.595 ocupados, tras perder en el mes 6.733 personas (-0,35%), según datos difundidos hoy por el Ministerio de Trabajo e Inmigración.
Con la caída de septiembre ya son dos los meses consecutivos en los que baja la afiliación de extranjeros a la Seguridad Social tras el descenso de agosto, mes en el que el sistema perdió 19.549 inmigrantes.

Dentro de los países no comunitarios, 227.964 eran de nacionalidad marroquí y 198.059, ecuatoriana. Colombia, con 126.315 trabajadores, se sitúa como tercer país de procedencia de afiliados, por delante de Perú, que cuenta con 77.245 cotizantes.

El resto de afiliados no comunitarios se repartieron entre China (74.290), Bolivia (70.350), Argentina (50.852), República Dominicana (34.092), Ucrania (33.226), y Brasil (25.288), entre otros.

Por su parte, de los que proceden de la UE-27, rumanos, italianos y portugueses son los más numerosos, con 277.151, 65.830 y 60.789 cotizantes, respectivamente. Les siguieron británicos y búlgaros, con 53.853 y 53.679, y algo más lejos, los alemanes, con 42.736 afiliados.

La mayor parte de los extranjeros que estaban afiliados a la Seguridad Social al finalizar septiembre se encuadraban en el Régimen General, con 1.286.086 cotizantes, seguidos del Régimen Agrario (240.172), el Régimen Especial de Autónomos (202.816), el del Hogar (173.321), el del Mar (5.492) y el del Carbón (707).

Dentro del Régimen General, un total de 285.553 extranjeros, el 22,2%, trabajaba en la hostelería, mientras que el 15,90% lo hacía en el comercio (204.431 afiliados) y casi el mismo porcentaje en la construcción (204.341).

CATALUÑA Y MADRID CONCENTRAN EL 44% DE LOS INMIGRANTES


Por comunidades autónomas, Cataluña y Madrid concentraron casi cuatro de cada diez extranjeros afiliados a la Seguridad Social en septiembre, al sumar entre ambas el 43,8% del total de inmigrantes ocupados. En concreto, Cataluña contaba con 431.137 extranjeros cotizantes, mientras que en Madrid la cifra era de 404.563.

Tras estas dos regiones se situaron Andalucía, con 210.147 afiliados extranjeros; Comunidad Valenciana, con 199.091 ocupados; Murcia, con 87.370; Castilla-La Mancha, con 86.665; Baleares, con 86.450; Canarias, con 81.950; Aragón, con 68.748; Castilla y León, con 64.422, y País Vasco, con 51.153.

Las comunidades con menor presencia de inmigrantes en alta a la Seguridad Social al finalizar septiembre fueron Galicia, con 41.133 extranjeros; Navarra, con 27.829; La Rioja, con 16.915; Asturias, con 16.186; Extremadura, con 15.090; Cantabria, con 13.602, y las ciudades autónomas de Melilla, con 3.727, y Ceuta, con 2.444.