El presidente de Ibercaja, Amado Franco, considera que cuando una caja de ahorros decide sacar a bolsa un holding con sus empresas participadas o emitir cuotas participativas obedece a una decisión estratégica muy estudiada, por lo que no debe depender de un momento "coyuntural" de los mercados. Franco explicó que las coyunturas económicas de un momento determinado no deben frenar ni una salida a bolsa ni una emisión de cuotas participativas -instrumentos similares a las acciones, pero sin derechos políticos-. En el caso de Ibercaja, Franco recordó que no tiene previsto llevar a cabo ninguna de esas operaciones, al no tener necesidad de acudir a esas fuentes extraordinarias de financiación y contar con unos fondos más que suficientes. Además, destacó que una tercera parte de sus fondos están fuera de balance a través de gestoras.