El afamado economista Roubini cree que el riesgo de que los problemas en Egipto se extiendan a otros países ha aumentado y las revueltas tendrán un efecto negativo sobre el crecimiento, ya que conllevarán el aumento de los precios.

Según Roubini en una entrevista a la CNBC, "ya hay contagio político de Túnez a Egipto... el riesgo geopolítico va en aumento y tiene un efecto negativo sobre el crecimiento o en el aumento de la inflación”. Sin embargo, Roubini agregó que la situación no es tan grave como para llevarnos a otra recesión.

En su opinión, las protestas podrían extenderse a países como India, Pakistán, China, incluso a América Latina, donde un régimen como el de Chávez puede ser impugnado. “El precio de los alimentos está aumentando en todo el mundo, el precio del petróleo está aumentando en muchos países y esto es un shock para los ingresos”, agregó.