Ángel de Benito, gestor de Banif, comenta que el aumento de la inflación española en enero al 3,3% es “un tanto sorpresivo y en línea con lo que está desatando las protestas en países en vías de desarrollo, debido al aumento del precio de los alimentos”.

Estos aumentos de los precios y caída del poder adquisitivo de la población española “acabará redundando en inflación”, dice el experto, “ algo inoportuno, pero generalizado”.

La SEPI ha comenzado la venta de participaciones en IAG, Ebro Puleva y REE, lo que “pesará en las bolsas, pero la necesidad obliga”, dice de Benito.

La valoración del escenario conjunto por parte del experto es que “la situación mejora porque el mundo crece más del 4% y emergentes y desarrollados se igualan”. “El problema es que los asiáticos se congelen, aunque creemos que China tiene controlado su crecimiento”.

De EE.UU. observa que “el QEII arrancará la economía porque mejorará la situación del mercado laboral y los precios”.

Las revueltas en Egipto “tienen un alto potencial de contagio en otros países con la misma situación: escasez de materias primas y pueblos descontentos con el gobierno”.

El alza repentina del barril de petróleo que ya casi roza los 100 dólares es “un movimiento un tanto especulativo porque lo de Egipto no parece que vaya a suponer una disminución tan importante de la producción de crudo como se cree”.


Declaraciones a Intereconomía Radio.