El abandono del consorcio liderado por TPG a su oferta sobre Iberia y el hecho de que uno de los integrantes de ese consorcio, British Airways, haya pedido sentarse a negociar con Caja Madrid están detrás del descenso en la cotización de los títulos de Iberia. Sus acciones superan de forma ligera los 3 euros, al ceder más de un 2 por ciento y colocarse en los 3,07 euros. British Airways ha renunciado a ejercer su derecho de compra sobre los porcentajes del BBVA y de Logista, pero quiere seguir siendo socio industrial de Iberia. Y para eso debe hablar con el ahora socio mayoritario: la entidad presidida por Miguel Blesa.
Los analistas aseguran que ha aumentado el riesgo de que no se produzca una oferta sobre Iberia a un precio elevado. Los expertos de Banesto aseguran que "desde la entrada de Caja Madrid y con el riesgo de que se haya politizado el proceso de venta de la compañía, hay riesgo de que una oferta a precios elevados se desvanezca". Tras la retirada de British Airways, el consorcio del que era socio industrial, liderado por TPG y participado por las españolas Vista Capital, Ibersuizas y Quercus, decidía renunciar a su oferta.