Caja Madrid no piensa elevar su participación en Iberia por encima del 23,3% que conseguirá cuando cierre la adquisición de los porcentajes de BBVA y Logista, según fuentes de la caja. La entidad asegura que no tiene intención de alcanzar el 30% necesario para lanzar una opa sobre el cien por cien de la aerolínea. Una vez cerrada la compra de los porcentajes de BBVA y Logista, los planes de la caja pasan por reunirse con sus socios en el consejo (British Airways y El Corte Inglés), para iniciar conversaciones con ellos y escucharles.
Caja Madrid muestra su confianza en el futuro de la aerolínea, a la que considera una gran compañía, atractiva "para mucha gente" y que ha demostrado en los últimos años que es "capaz de gestionarse tan bien como las demás". En cuanto a los consejeros en la aerolínea, de momento Caja Madrid cuenta con uno, que es el propio presidente de la entidad, Miguel Blesa, aunque previsiblemente sus asientos en el consejo aumentarán en reflejo de su nueva posición accionarial. El consejo de administración de Caja Madrid ya acordó ayer continuar con la adquisición a un precio de 3,6 euros por acción del 7,07% de Iberia en poder de BBVA por 250 millones de euros y del 6,42% que posee Logista por 220 millones.