Sería interesante tener una cámara oculta en Cannes y “será importante ver qué conversaciones podrán salir de allí porque esto es una tomadura de pelo”, reconoce Javier Barrio, responsable de ventas institucionales de BPI.
 Este experto tacha de increíble “que una situación como la que tiene Grecia, y con el resto de países echando una mano, salga Papandreu a hacer declaraciones de tipo populistas”. Ahora bien, Europa también tiene la posibilidad de cortar el grifo “cancelando el préstamo previsto pero de nuevo volvemos a la incertidumbre y la volatilidad”.

En este sentido, el daño está hecho y ahora lo que el mercado descuenta es el impago total de la deuda griega. “Es el escenario que se plantea e incluso una quiebra ordenada porque es preferible dar ese dinero que se iba a dar a Grecia a los bancos para que se recapitalicen”.

De momento, los bancos sigue siendo el sector en el que no hay que estar porque “han caído mucho pero el problema es muy grave. Si ya nos echábamos la mano a la cabeza porque los bancos se tienen que recapitalizar en 24.000 millones de euros, es para echarse a temblar en un contexto de deterioro económico”.

Respecto a la inversión en compañías con alta rentabilidad por dividendo, Barrio reconoce que no tiene sentido que ahay compañías que coticen con un 11-12% de rentabilidad por dividendo en un contexto de incertidumbre. De ahí el castigo que están sufriendo “por si el día de mañana hay compañías como Telefónica que anuncian un recorte en esta retribución, los mercados ya lo habrán reflejado en precio”.