La rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años subió hoy una centésima en la apertura de la sesión en el mercado secundario de deuda pública y se situó en el 4,41 por ciento. Por lo tanto, estos títulos de deuda comenzaron el día más baratos, al caer su preció hasta el 99,13 por ciento, frente al 99,21 por ciento que marcaban a última hora de ayer, ya que rendimiento y precio siempre se mueven en sentido contrario. En cuanto a los dos bonos internacionales que muchos inversores toman como referencia -el alemán y el estadounidense-, el primero comenzó el día sin moverse del 3,67% alcanzado al cierre de ayer, mientras el segundo marcaba el 3,85%, levemente por debajo de su último cambio de la sesión precedente.