El bono español a diez años toca sus máximos en 10 años y un mes ofreciendo una rentabilidad del 5,528%.
La prima de riesgo del bono español vuelve a subir y se sitúa en los 256 puntos básicos, todavía lejos del máximo desde la entrada del euro marcado el 30 de noviembre (283 pb, 310 pb intrasesión).

El mercado castiga la indefinición de la Unión Europea y el limitado apoyo del BCE a la deuda periférica.

José Carlos Díez, economista jefe de Intermoney, comenta que hay “un problema y es que hay menos creadores de mercado en letras que en el de bonos por lo que hay menos parte asegurada en una emisión de letras lo que aumenta la tensión.” El problema, asegura el experto "viene por la parte del tipo de interés ya que en cuanto ha cantidad no parece que vaya a haber problemas".

España está pagando de media un 2% de interés, “que entre ahora interés al 4% es marginal”, si te pasas así muchos años pues si que habrá problemas, “pero en mi opinión estamos muy lejos de ese escenario.”