Los planes de pensiones del sistema individual registraron una rentabilidad negativa del 3,94% hasta mayo, como consecuencia de la caída de los planes de pensiones ligados a la renta variable, según datos de la patronal del sector, Inverco. La mayor caída fue para los productos de renta variable (-28,80%), seguido de los planes de renta variable mixta (-18,40%) y renta fija mixta (-6,10%). Por el contrario, los planes de renta fija a largo plazo se revalorizaron un 3,48%, seguidos de los de renta fija a corto plazo (+2,17%) y garantizados (+0,54%). La elaboración de esta estadística mensual se incluye una muestra de 984 planes de pensiones del sistema individual, que representa aproximadamente el 86% de su patrimonio, es decir 41.019 millones de euros y 7,38 millones de cuentas de partícipes.