La bolsa alemana vive el día después de las elecciones presidenciales con indecisión. La reelección de Angela Merkel ha convencido a los inversores de la continuidad de los planes de austeridad y recortes seguidos desde su primer mandato en 2005.  

En este momento el DAX presenta un diferencial negativo del 0,13% y se sitúa en los 8.665 puntos. A medi asesión, Infineon Tech lidera las subidas. Sube un 1,58% y obtiene un precio por acción de 7,61 euros. El segundo en la tabla de subidas es Heidelbergcement, que se revaloriza por encima del 1,1%.

En la parte roja de la tabla destaca Deutsche Post. Presenta, a media sesión, una bajada cercana al 3% y obtiene un precio por acción de 24,075 euros. Menor caída presenta E.ON. Cae un 0,52% y vende acciones a 13,31 euros.

Jornada de incertidumbre en el DAX, que lleva a color rojo importantes activos como Lufthansa, cayendo un 0,14%, o Bayern, que lo hace un 0,50%.