El presidente de Telefónica, Cesar Alierta, afirmó hoy en la junta de accionistas que la reducción de plantilla en España mediante un ere será voluntaria y de acuerdo con los trabajadores.

Alierta dijo que la operadora tiene en España el doble de las plantillas fija y móvil que sus competidores y que es preciso anticiparse y tomar decisiones para poder seguir manteniendo su posición.

Dijo que si Telefónica no hubiera emprendido, desde 1999, acciones de reducción de plantilla la empresa habría quebrado y que todos los "ere" emprendidos desde entonces se han hecho con acuerdo con los sindicatos y respetando el principio, de la voluntariedad, no discriminación y universalidad.

Recordó que el año pasado Telefónica realizó una reducción de empleo en su negocio de Alemania del 10 % de la plantilla y no sucedió nada y que este año una competidora (la holandesa KPN) ha anunciado una reducción del 20 % de la plantilla y "no va a pasar nada".