El Departamento de Trabajo de EEUU ha revisado al alza la estimación de productividad del cuarto trimestre de 2009. En este periodo se disparó un 6,9%, por encima de la estimación previa del 6,2%.