La producción industrial de EE.UU. descendió por sorpresa en noviembre, anotando su primera baja mensual desde abril, indicó la Fed.

La producción se contrajo un 0,2 por ciento, desafiando las previsiones de un alza del 0,2 por ciento. La caída fue impulsada en parte por una baja del 0,4 por ciento en la producción manufacturera.

Por otro lado, el dato referido a la capacidad utilizada se situó en el 77,8% en noviembre, frente al nivel del 78% de octubre. En términos interanuales, la producción industrial de EEUU creció un 3,7%.