La prima de riesgo del bono españoles a diez años respecto a su homólogo alemán se aproxima al nivel de los 230 puntos básicos por la incertidumbre sobre la necesidad de un segundo rescate de Grecia o una quita de su deuda.

En concreto, el 'spread' de los bonos españoles a diez años se situaba en 227 puntos básicos respecto al 'bund', con una rentabilidad del 5,355%.

Por su parte, la prima de riesgo del resto de los países periféricos se situaba en 694 puntos básicos en el caso del bono portugués, con una rentabilidad del 9,986%, y en el del bono irlandés ascendía a 811 puntos básicos, con un interés del 11,152%.

El 'spread' del bono griego a diez años alcanzaba los 1.293 puntos básicos, con una rentabilidad del 15,928%.

La prima de riesgo del bono portugués se sitúa en los 694 puntos básicos, con una rentabilidad del 9,986%, y la del bono irlandés ascendía a 811 puntos básicos, con un interés del 11,152%.