Las previsiones de beneficio por acción, BPA, de Telefónica para 2010, a pesar de ser más bajas de lo que había esperado la compañía anteriormente, siguen superando las expectativas de Morgan Stanley, indica la correduría. "Estamos a sólo 14 meses de que finalice 2010 y vemos estas previsiones como un mensaje muy firme", añade. Morgan señala que el valor podría moverse en un rango de entre 21-22 euros en el corto plazo. La acción sube un 0,7% a 19,36 euros.