La petrolera China Oilfield Services (COSL), subsidiaria de la estatal China National Offshore Oil Corporation (CNOOC), obtuvo un beneficio neto de 3.102 millones de yuanes (341 millones de euros, 453 millones de dólares) en 2008, un 38,6 por ciento más que el año anterior. Los ingresos de la compañía aumentaron un 34,8 por ciento interanual el año pasado, hasta los 12.143 millones de yuanes (1.337 millones de euros, 1.776 millones de dólares), según su informe anual de resultados, publicado en la página web de la petrolera. La compañía, que opera en más de 20 países y regiones, señaló que "aunque la economía mundial se está ajustando a la baja y los precios internacionales del petróleo continúan bajos, la demanda de energía en China continúa creciendo". Las operaciones de COSL durante 2008 estuvieron marcadas por la adquisición de la petrolera noruega Awilco Offshore (AWO) por 17.100 millones de yuanes (1.885 millones de euros, 2.502 millones de dólares), con lo que se convirtió en el octavo grupo del mundo por número de torres de perforación, con un total de 22.