La percepción del riesgo de impago sobre la deuda emitida por los principales países de Europa Occidental supera ya al temor de los inversores respecto al potencial 'default' de las obligaciones de las principales compañías del Viejo Continente, según reflejan los datos del índice que agrupa a las 125 empresas europeas con grado de inversión, iTraxx Europe, así como los del indicador de deuda soberana de la región, iTraxx SovX, que sitúa a España como el tercer país del área con mayores costes para garantizar su deuda, sólo por detrás de Grecia e Irlanda.