La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ha recortado su previsión de demanda mundial de petróleo para 2009, hasta 83,8 millones de barriles diarios (mb/d), lo que supone un 1,89% menos que su anterior estimación, aunque afirmó que "lo peor podría haber pasado".
"A la vista de los considerables desafíos de la economía mundial y de los mercados de materias primas, especialmente en el mercado petrolero, lo peor parece haber pasado", auguró el cártel en su boletín mensual sobre el mercado petrolero.

Este mayor optimismo por parte de la OPEP tiene en cuenta una mejora en las perspectivas de contracción de la economía mundial este año, que sería del 1,3% frente al 1,4% previsto anteriormente, así como la tendencia al alza de los precios del barril de petróleo y el estancamiento de las reservas de los países de la OCDE.

"A comienzos de año, muchas instituciones esperaban un deterioro continuado de las condiciones que ejercería una presión bajista sobre los precios, especialmente en el segundo trimestre. Sin embargo, pese a las reiteradas rebajas d elas previsiones económicas y de exceso de suministro estas presiones nunca se materializaron y, en su lugar, los precios no sólo se mantuvieron estables, sino que se movieron al alza", señala la OPEP.

Por otro lado, el cártel petrolero señala que los crecientes desequilibrios registrados dieron origen a una estructura de mercado de contango, que incentivaba la creación de reservas ya sea mediante el almacenamiento de crudo en tierra o en buques, lo que impulso los inventarios de la OCDE hasta su máxima capacidad opñerativa, algo que no había sucedido desde la crisis asiática de 1998.