La OPEP decidió mantener sin cambios su actual cuota de producción, fijada en 27,25 millones de barriles diarios (mbd), y convocar una reunión extraordinaria en enero para volver estudiar la situación del mercado de crudo. Así lo comentaron varios ministros de la organización a la prensa al salir de la conferencia ministerial celebrada hoy en Abu Dhabi y antes de que la decisión fuera confirmada en la declaración final del encuentro.
Una amplia mayoría de los ministros de los trece países de la OPEP se había inclinado hoy, poco antes de abrirse esta reunión extraordinaria, por no modificar ahora el nivel de su oferta de crudo y volver a encontrarse en 2008 para revisar nuevamente la situación del mercado. No obstante, según señaló un delegado, los ministros seguían debatiendo a puerta cerrada este mediodía durante su almuerzo en una sala del lujoso hotel donde se alojan, en medio de grandes medidas de seguridad y antes de la rueda de prensa donde se presentarán los resultados definitivos de las negociaciones de hoy. Las naciones consumidoras habían pedido a la OPEP que aumente su oferta petrolera durante este invierno boreal, después de que los precios del crudo escalaran hasta los umbrales de los 100 dólares por barril. Pero el abrupto descenso de las cotizaciones en los últimos diez días, cuando bajaron en más del 10%, parece haber aliviado la presión sobre los productores.