La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) considera que actualmente el mercado no necesita un aumento de la oferta de crudo, sino otras medidas destinadas a estabilizar los precios. Lo ha señalado en Riad su secretario general, el libio Abdalá Salem El-Badri. De este modo responde a la solicitud del secretario estadounidense de Energía, Samuel Bodman, de que la OPEP incremente su bombeo. Con un "sí, obviamente", Bodman confirmó ayer en Roma haber efectuado esa solicitud, ante la Tercera Cumbre de Jefes de Estado que celebra la OPEP el próximo fin de semana en la capital saudí y la última escalada de los precios del "oro negro", que la semana pasada llegaron a los umbrales de los 100 dólares/barril.