La Organización Mundial del Turismo (OMT) cifró hoy en 2.300 millones de dólares (1.727 millones de euros) las pérdidas potenciales por la crisis de la ceniza y su repercusión en la llegada de turistas internacionales a Europa, según anunció hoy en rueda de prensa el secretario general de la organización, Taleb Rifai.

Rifai calculó que las pérdidas diarias rondan los 400 millones de dólares (300,4 millones de euros), una magnitud a la que falta por añadir los efectos del fenómeno fuera de Europa.