El Santander, el Royal Bank of Scotland (RBS) y Fortis, bancos que integran el consorcio que compite por el ABN Amro frente al Barclays, han anunciado que han obtenido la aprobación del folleto de su oferta por parte del regulador del mercado de valores estadounidense (SEC) Este es el penúltimo obstáculo que tenía en su oferta el consorcio, que ahora espera que, previsiblemente mañana, las autoridades de la competencia de la Unión Europea admita la participación del belga-holandés Fortis en la operación.
Como resultado de la aprobación de la SEC, el británico RBS podrá emitir títulos en Estados Unidos para abonar el pago a los accionistas estadounidenses del holandés ABN Amro en caso de tener éxito la oferta del consorcio. Este jueves termina el plazo de aceptación de la oferta del británico Barclays, mientras que un día después finaliza la del Santader, el RBS y Fortis. Según casi todas las apuestas, el consorcio se llevará el gato al agua, lo que permitirá al Santander y sus socios repartirse el pastel del ABN, que opera con 4.500 sucursales y más de 100.000 empleados en 53 países. Según fuentes del consorcio, éste aún está a tiempo de ampliar el plazo de aceptación en caso de que el próximo viernes falte completar algunas de las condiciones de su propuesta, que ahora sólo es la aprobación de la UE para que Fortis pueda participar en el trato. En caso de que se cumplan esas condiciones, el consorcio podría informar de los resultados preliminares de la aceptación de su oferta el mismo viernes o a comienzos de la próxima semana.