La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) se felicitó hoy por las sanciones impuestas por la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) a las organizaciones Propollo, Inprovo y Ceopan Asturias, y afirmó que se reserva el derecho de presentar acciones judiciales para resarcir los daños y perjuicios sufridos por los consumidores como consecuencia de las prácticas sancionadas. En un comunicado, la OCU confió en que el resto de organizaciones que están siendo investigadas "sean también sancionadas", en alusión al expediente de asociaciones dependientes de la Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) que está pendiente de resolución en la CNC.