La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) advirtió de que un 60% de las facturas emitidas por servicios de reparación y asistencia técnica son incorrectas y que en uno de cada cuatro casos sustituyen y facturan piezas innecesarias.