La OCDE critica el comportamiento de los inversores que ha provocado fuertes oscilaciones en la rentabilidad de los bonos emitidos por Grecia, Irlanda, Portugal y España.

Los inversores en deuda pública de los países de la zona euro actúan obedeciendo "instintos animales" a la hora de juzgar los riesgos reales de impago en la región, lo que da lugar a una situación en la que los mercados financieros podrían forzar a los países más débiles a incurrir en recortes presupuestarios excesivos, según afirma en declaraciones al diario 'Financial Times' Hans Blommestein, responsable de bonos y deuda pública de la Organización para la Cooperación y el desarrollo Económico (OCDE).

En concreto, el directivo de la OCDE critica el comportamiento de los inversores, que ha provocado fuertes oscilaciones en la rentabilidad de los bonos emitidos por los gobiernos de Grecia, Irlanda, Portugal y España.