La multinacional sueco-suiza Asea Brown Boveri (ABB), dedicada a la fabricación de bienes de equipo, ha presentado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para despedir a 130 trabajadores de sus plantas españolas, 77 de los cuales trabajan en los tres centros de Sant Quirze del Vallès (Barcelona). Según explicaron a Europa Press fuentes del comité de empresa, la compañía prevé 41 despidos en la fábrica de ABB Motores de Sant Quirze, dedicada a la producción de motores eléctricos y que emplea a unas 216 personas. Plantea otros 24 despidos en la planta de robótica de la misma población, que cuenta con una plantilla de 232 personas, tres más en la comercial y nueve en las oficinas de Barcelona.