Bankinter cerró 2010 con una morosidad inmobiliaria del 11,8% hasta los 2.451 millones de euros.

Bankinter terminó el pasado ejercicio con una cartera crediticia vinculada al sector de la construcción y promoción inmobiliaria de 2.451 millones de euros, de los cuales eran considerados dudosos el 11,8%, es decir, 291,2 millones.