La morosidad de los préstamos concedido por bancos, cajas, cooperativas y establecimientos financieros de crédito acabó 2011 en el 7,61%, nivel que no alcanzaba desde hace diecisiete años.

El Banco de España ha publicado hoy los datos provisionales de la morosidad total del sistema financiero, que reflejan que el ratio de mora superó a cierre de diciembre en una décima al registrado el mes anterior, cuando fue del 7,51%.

La mora subió durante seis meses consecutivos, tras el pequeño recorte que se produjo en junio, al descender al 6,41%, desde el 6,48%.

Los créditos morosos totales del sector se situaron en diciembre en 135.749 millones de euros, más de 35.000 millones por encima de la barrera psicológica de los 100.000 millones que superó en mayo de 2010.