La ministra de Finanzas francesa, Christine Lagarde, dijo que el acuerdo alcanzado por los miembros de la Unión Europea para ayudar a Grecia a sobrevivir de la crisis de deuda fue "satisfactorio", pero añadió que la ayuda tal vez nunca sea necesaria.