La matriculación de vehículos comerciales ligeros como furgonetas y pick-up se desplomó en mayo un 31,1% hasta 9.309 unidades y en lo que va de año ha caído un 23,4% a 48.059, según datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC). En cuanto a las matriculaciones de furgones y camiones ligeros, cayeron un 37,2% a 7.773 unidades y un 25,3% a 41.772 en los cinco primeros meses de un año marcado por una fuerte desaceleración económica y un marcado ajuste inmobiliario.