La principal marca de ropa deportiva china, Li Ning, que vistió a la delegación olímpica española en Pekín 2008, obtuvo un beneficio de 721 millones de yuanes (105 millones de dólares, 77 millones de euros) el pasado año, el 52,3 por ciento mas que en 2007, según un comunicado de la compañía. Las ventas de la firma ascendieron a 6.700 millones de yuanes (980 millones de dólares, 710 millones de euros), el 53,8 por ciento más que en 2007. Los responsables de la empresa destacaron que los JJOO de Pekín contribuyeron a consolidar la imagen de la marca, propiedad del ex gimnasta chino Li Ning, precisamente el hombre que encendió el pebetero en la inauguración de los Juegos pequineses.