La llegada de turistas internacionales se incrementó un 7% a nivel mundial en los dos primeros meses de 2010, hasta los 119 millones de viajeros, con un crecimiento "especialmente fuerte" en Asia, África y Oriente Medio, y "más lento" en Europa y América, según el último 'Barómetro OMT del Turismo Mundial'. Concretamente, Europa y América crecieron un 3%, ya que constituyen "las dos regiones más afectadas por la crisis mundial, y en las que la recuperación económica está siendo comparativamente más débil".