La Junta de Accionistas de Metrovacesa, la primera presidida por Román Sanahuja, aprobó hoy el reparto de un dividendo de dos euros brutos por acción a cuenta de los resultados de 2007, que se abonará una vez concluya la opa sobre el cien por cien de la inmobiliaria, previsiblemente en marzo. Dentro del acuerdo de escisión de Metrovacesa, alcanzado entre los principales accionistas, la familia Sanahuja deberá lanzar antes del 5 de enero de 2008 una oferta sobre el cien por cien de la compañía a 83,21 euros por acción. Según explicó el consejero delegado, Jesús García Ponga, en una rueda de prensa previa a la Junta, una vez concluya la opa, la familia Sanahuja controlará el 70% de Metrovacesa, por lo que se hará con un dividendo bruto de unos 97 millones de euros.