La junta de accionistas de Metrovacesa aprobó la amortización de 64,53 millones de acciones con un valor nominal de 1,5 euros cada una, lo que supone un total de 96,8 millones de euros, según informa en un comunicado. Esta operación se enmarca en la división de la inmobiliaria en dos entidades que puso fin al conflicto que enfrentaba a Joaquín Rivero, presidente de Metrovacesa, por una parte, y la familia Sanahuja por otra. La adquisición de las acciones para llevar a cabo esta operación se realizará a través de la formulación de una oferta por parte de la propia Metrovacesa a razón de 0,585 acciones de Gecina por cada acción de Metrovacesa.