La integración de la planta de El Caserío de Mahón (Menorca) en el grupo Nueva Rumasa se hará efectiva hoy, según informó ayer CC.OO., que afirmó que los trabajadores afrontan "con ilusión" la nueva etapa, conformes con las condiciones planteadas por la familia Ruiz Mateos y satisfechos por haber evitado el cierre de la fábrica.  Nueva Rumasa llegó a un acuerdo en mayo con Kraft Foods para adquirir este centro, "poniendo fin así a una larga lucha que movilizó a toda la sociedad menorquina desde diciembre pasado, cuando la multinacional anunció su intención de cerrar la histórica planta y trasladar la producción de El Caserío a Bélgica", señaló el sindicato en un comunicado.