Los precios al consumo en Francia registraron en julio un descenso del 0,2% respecto al mes anterior, lo que deja la inflación interanual en el 3,6%, informó hoy el Instituto Nacional de Estadísticas (INSEE). "Después de varios meses consecutivos de subidas, la cifra de julio muestra una estabilización", comentó el portavoz del Gobierno francés en unas declaraciones a la televisión France 2. En junio, el índice de precios al consumo había aumentado un 0,4% respecto al mes anterior y un 0,5% en mayo. En julio, el descenso mensual más pronunciado (-9,5%) se registró en la categoría de vestido y calzado, mientras que la mayor subida (+2,1%) se produjo en el transporte y las comunicaciones, según un comunicado del INSEE.