El Índice de Precios al Consumo (IPC) en EEUU repuntó un 0,5% en marzo con respecto al mes anterior, mientras que la tasa interanual se incrementó seis décimas y se situó en el 2,7%, según los datos publicados hoy por el Departamento de Empleo estadounidense.
Las estimaciones apuntaban de media una subida mensual de la inflación en línea con la registrada, pero un incremento interanual algo inferior, del 2,6%.

El IPC subyacente (sin tener en cuenta los alimentos y la energía), subió un 0,1% y situó su tasa interanual en el 1,2%, según lo previsto.