La bolsa de Tokio ha cerrado la sesión con leves alzas gracias al repunte de valores defensivos y energéticos por la subida que ha registrado el precio del combustible. Sin embargo, aunque el índice Nikkey subió un ligero 0.2%, el Topix se dejó un 0.4% por la escasa negociación y las ventas en valores tecnológicos. La indecisión de los mercados arrastra la incertidumbre del país en la elección del nuevo primer ministro del país y la decisión que tome la Reserva Federal sobre los tipos de interés.