Home Depot  registró en el tercer trimestre fiscal una ganancia neta de 689 millones de dólares, o 41 centavos por acción, un descenso del 8,9% frente a los 756 millones de dólares, o 45 centavos por acción, del mismo período del año pasado.
La compañía atribuyó la merma en el resultado trimestral a la débil demanda dado que los consumidores están gastando menos en mejoras para el hogar.

Los ingresos cedieron un 8% a 16.360 millones de dólares, debido a que las ventas en las tiendas comparables cayeron un 6,9%.

Analistas encuestados por Thomson Reuters esperaban, en promedio, una ganancia de 36 centavos por acción e ingresos de 16.280 millones de dólares. Los márgenes brutos aumentaron del 33,7% al 34%.

La mayor firma minorista de mejoras para el hogar elevó además sus metas de ganancias para el año fiscal y prevé ganancias por operaciones continuas de 1,55 dólares por acción, o una caída del 13%. Previamente, la empresa proyectaba una caída de entre el 15% y el 20%.

Para el período finalizado al 1 de noviembre, Home Depot informó que el número de transacciones de clientes cayó un 0,3% y que la cantidad promedio de gastos por transacción declinó un 7,1%.

Hace unos momentos, las acciones de Home Depot subían un 0,40% a 27,76 dólares en las negociaciones electrónicas previas a la apertura oficial del mercado. La acción ha subido un 20% en lo que va del año.