La posible fusión entre Telefónica y su socio Telecom Italia está "lejos de ser inminente" e incluso es posible que "no ocurra" debido a numerosas consideraciones tanto políticas como regulatorias, según señaló hoy Deutsche Bank en un informe. No obstante, los analistas de la firma consideran que un acuerdo podría servir de "catalizador" para resolver una serie de desafíos estratégicos que pesan sobre las acciones de ambas compañías.