El Banco Central Europeo (BCE) proporcionó en marzo a las entidades financieras residentes en España fondos por un valor de 72.831 millones de euros, el 1,7 por ciento menos que en febrero, según los últimos datos publicados por el Banco de España. Este ligero recorte podría reflejar, según los analistas consultados por EFE, una cierta apertura del mercado interbancario, que durante los últimos meses ha permanecido muy contraído y que, ahora, podría estar recuperando la liquidez. En febrero, el volumen facilitado por el BCE a las entidades españolas mediante subastas semanales de crédito marcó un récord histórico y se elevó a 74.090 millones de euros, y hace un año, en marzo de 2008, el importe fue de 44.173 millones de euros.